DERECHO AL AGUA

ARTÍCULO 57

Toda persona tiene derecho humano al agua y al saneamiento suficiente, saludable, aceptable, asequible y accesible. Es deber del Estado garantizarlo para las actuales y futuras generaciones.
El Estado vela por la satisfacción de este derecho atendiendo las necesidades de las personas en sus distintos contextos.

¿Se podrá revertir la escasez hídrica?

El agua es un elemento vital para la calidad de vida de las personas y para la vida cotidiana en general, sin embargo, durante las últimas décadas su acceso se ha visto amenazado por la sequía derivada del cambio climático y por una gestión deficiente por parte del Estado. En este sentido, la nueva constitución protege el derecho de acceso al agua a todas las personas y mandata una regulación eficiente y enfocada en las personas.

Play Video